El paso del tiempo no ha destruido la esencia y los atractivos históricos de Gerona.  Actualmente goza de un patrimonio artístico perfectamente conservado en el que destaca el antiguo barrio judío y el recinto amurallado, construido principalmente en tiempos de la Edad Media. Además, esta arquitectura medieval se entremezcla con otros movimientos como el modernismo y novecentismo, observable en las populares y desordenadas casas colgantes del río Oñar.

Al conservado casco histórico y centro de ciudad de esta provincia catalana se le suman las largas playas de arena blanca y los pintorescos pueblos de la Costa Brava que cada año, especialmente en verano, atraen a miles de turistas. De esta forma, Gerona cuenta con una riqueza artística y natural diversa que la convierte en una ciudad llena de contrastes digna de visitar.

La Força Vella (El pasado judío de Gerona)

gerona-barrio-judio

Força Vella. Autor: Alejandro Méndez.

La denominada Força Vella es la parte más antigua de Gerona y el eje principal del posterior desarrollo arquitectónico. Los romanos comenzaron a  construir esta poderosa fortaleza de piedra en el siglo I a.C.

catedral-santa-maria-gerona

Catedral de Santa María. Autor: Alejandro Méndez

Dentro la Força Vella culmina la gran Catedral de Santa María, construida entre el siglo XI y XVII. El exterior de la catedral es una confluencia de estilos sucesivos: románico, gótico y barroco. Su nave gótica está considerada como la más ancha del mundo. Antes de la construcción de esta catedral, la iglesia de San Félix, situada cerca del Río Oñar, fue hasta el siglo X el templo principal de la ciudad.

En el interior de la Força Vella también cabe destacar otro de los grandes atractivos turísticos de Gerona, el Call o barrio judío. Sus estrechas y laberínticas calles medievales permiten que el visitante se sumerja en la antigua forma de vida de la comunidad judía gerundense. Así pues, está considerado como uno de los núcleos medievales mejor conservados de Europa.

En el barrio judío llaman la atención los llamados baños árabes, construidos en el año 1194 y ubicados en un edificio cristiano de estilo románico. Su arquitectura es similar a las termas romanas y la entrada a su interior está permitida a los visitantes.

Otros de los elementos anecdóticos es el denominado Culo de La Leona. Se trata de una columna de estilo románico del siglo XI ubicada cerca de la Iglesia de San Félix y en torno a la que gira una leyenda que no puede pasar inadvertida para los visitantes que acuden a la capital; “Quién besa el culo de la leona, regresa a Gerona”.

Todos estos elementos arquitectónicos que configuran el centro histórico están presididos por un extenso recinto amurallado que integra varias e imponentes torres. Desde este punto, además, se puede observar una magnífica panorámica de la ciudad en la que ningún elemento queda inadvertido.

Casas colgantes del río Oñar (La belleza del desorden)

casascolgantes-gerona

Casas colgantes de Gerona. Autor: Alejandro Méndez.






En contraste con la arquitectura medieval destacan los alrededores del río Oñar, donde se ubican numerosas casas pertenecientes al estilo novecentista. Este movimiento de comienzos del siglo XX se caracteriza por la búsqueda de un género urbanístico en el que se prima tanto la estética como la función social.

Las casas colgantes de Girona se superponen unas sobre otras y ofrecen al visitante una atractiva visión basada en la belleza del desorden. Entre las múltiples fachadas se ubica la denominada Casa Masó, realizada por el novecentista Rafael Masó y en la que vivía el propio arquitecto. Actualmente esta casa de matices azules funciona a modo de museo gracias a su conservado mobiliario y decoración de la época. Además, la Casa Masó ofrece unas vistas de la ciudad desde una perspectiva incomparable.

gerona-reportaje

Casas colgantes y Catedral de Gerona. Autor: Alejandro Méndez.

A lo largo de río Oñar se sitúan diversos puentes entre los que destacan el Puente de Piedra (1856) y el Puente de Hierro (1877). Este último, de color rojo brillante, compone un toque parisino que desvela la influencia y cercanía geografía del país vecino, Francia. También es conocido como Puente Eiffel, ya que fue construido por la empresa de Gustave Eiffel. Desde cualquiera de los puentes se puede observar una estampa inigualable e icónica de la ciudad de Gerona; las casas colgantes, la catedral y la iglesia.

Además de esta interacción con la belleza histórica de la ciudad, el recorrido por el centro gerundense permite al visitante combinar turismo de calle con la degustación de los famosos xuxos de crema de Girona así como otra gastronomía típica del lugar.

Los encantos de la Costa Brava

gerona-tossa-de-mar

Tossa de Mar. Autor: Alejandro Méndez

Playas de arena blanca, calas remotas, cristalinas aguas y pintorescos pueblos. Así se podría definir a la Costa Brava, ubicada en la Provincia de Gerona y una de las zonas del Mediterráneo más visitada de España. Alrededor de 240 kilómetros de costa se extienden desde Blanes hasta Portbou, zona limítrofe con Francia.

Entre las múltiples opciones que ofrece la Costa Brava se distinguen los municipios Tossa de Mar y Cadaqués, con atractivos diferentes y adaptados a demandas turísticas distintas.

Por un lado, Tossa de Mar es una de las opciones preferidas por los visitantes gracias a la combinación entre patrimonio histórico, ocio y playas y calas. El principal símbolo de identidad de Tossa de Mar es la llamada Playa Gran, presidida por una imponente fortificación que fue construida entre los siglos XII y XIV para defender al pueblo pescador de los piratas.

Pasear por dentro de este recinto amurallado da la oportunidad al visitante de conocer de cerca el estilo de vida antiguo de esta localidad del sur de la Costa Brava. Además, conecta con otras calas y ofrece en distintos puntos increíbles vistas de la costa gerundense.

Por otro lado, destaca Cadaqués, una zona con menos afluencia de turistas y con características diferentes a lo que predomina en el resto de Costa Brava. Su atractivo reside en cada uno de los rincones de su pueblo pesquero, donde las grandes playas no existen pero sí pequeñas calas encantadoras.

cadaques

Cadaqués. Autor: Alejandro Méndez

Entre la arquitectura blanquecina de Cadaqués destaca la Iglesia de Santa María, construida en el siglo XVII y caracterizada por ser el punto más alto del núcleo histórico. Está rodeada por numerosas calles estrechas y adoquinadas.

El punto diferenciador de Cadaqués atrajo a numerosos pintores que acudían a la zona a veranear, entre los que destaca Pablo Picasso y Salvador Dalí. Este último, además, contaba con una residencia en la zona, rodeada de naturaleza, alejada del casco histórico y apenas a unos metros de la playa Portlligat.

Actualmente la residencia de Dalí está abierta al público desde 1997, ofreciendo al visitante la posibilidad de acercarse al universo artístico del pintor, conociendo así desde su lugar de trabajo, interior y exterior de la casa, hasta otros recuerdos más personales (es necesario concertar visita previa para poder acceder a la casa museo).

En definitiva, Gerona es un lugar representado por su diversidad y por las distintas opciones que ofrece, adaptadas a diferentes tipos de demandas y de bolsillos. De esta forma, cuenta con múltiples atractivos que se extienden desde el centro hasta la costa, lo que permite que con cada visita se descubran nuevos y sorprendentes rincones.

Así pues, si finalmente quedas embriagado por las tierras gerundenses y deseas garantizar una visita próxima, no olvides pasar cerca de la Iglesia de San Félix y sumarte a la antigua leyenda, aquella que afirma que quién besa el culo de la leona, regresa a Gerona.  

Sobre El Autor

Periodista. Fundador de Culturavia.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.