La arquitectura o construcción modular está cada vez más presente en nuestro entorno debido a su constante evolución desde hace más de 40 años. Los motivos: la versatilidad, rapidez y comodidad que ofrecen este tipo de estructuras además de la multitud de necesidades que pueden cubrir.  Pero, ¿conoces realmente qué es la arquitectura modular y cuáles son sus ventajas?

La arquitectura o construcción modular se caracteriza porque su diseño está conformado por diferentes módulos o elementos separados. Al juntar estos módulos se obtiene como resultado un espacio funcional, habitable, seguro y con una estética agradable. Así mismo, al ser cada módulo independiente, es posible agregar más módulos si así fuera necesario sin que haya que realizar ajustes importantes en el diseño general.

Usos de la arquitectura modular

El uso de la arquitectura modular es muy amplio, tal y como demuestra la empresa Algeco en su página web, líder a nivel internacional en este tipo de construcciones:

-Colegios: aulas prefabricadas, salas de estudio temporales, gimnasios y salas de juego, restaurantes o comedores escolares, salas de informática, almacenaje, etc.

-Negocios: oficinas, áreas de trabajo, salas de reuniones, etc.

-Eventos: expositores, showrooms, salas de recepción, casetas para ferias, barras portátiles, control de accesos, etc.

-Almacenamiento: depósitos mobiliarios, trasteros, equipos informáticos, etc.

-Sanidad: laboratorios, salas de urgencias, cafeterías, salas de espera, casetas de vigilancia, etc.

-Obras: comedores prefabricados, almacenaje de materiales de obra, oficinas de dirección, vestuarios, salas de formación, etc.

-Instalaciones industriales: naves prefabricadas, contenedores marítimos, almacenes, etc.

-Seguridad y protección civil: comisarías, jefaturas, parques de bomberos, áreas de emergencias/urgencias en eventos, etc.

En definitiva, la arquitectura modular está pensada para dar respuesta a las necesidades concretas de cada sector, ya esté vinculado a la sanidad o a la educación. Y juega, además, con una gran ventaja: su inmediatez y fácil instalación, reduciéndose el tiempo de ejecución de la obra.

Seguridad y compromiso medioambiental

La arquitectura modular no solo es diseño, comodidad y adaptabilidad al entorno. También tiene en cuenta otros factores como la seguridad y la sostenibilidad. Todos los espacios modulares deben ser construidos siguiendo la normativa vigente, lo que garantiza la seguridad, higiene y bienestar de las personas que lo utilizan.

Otro de los puntos fuertes de la arquitectura modular es su compromiso y responsabilidad con el medioambiente. La eficiencia de los materiales empleados, su fácil montaje y desmontaje y, en definitiva, la optimización de los recursos favorece la sostenibilidad ambiental.

Sobre El Autor

Periodista. Fundador de Culturavia.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.