Berlín es una ciudad multicultural que destaca por sus contrastes arquitectónicos y por su cautivador estilo de vida. Una ciudad que ha sabido encauzar su historia, asimilándola y exponiéndola a pesar de su dureza. Una ciudad en la que cada rincón tiene algo que contar, erigiéndose como un gran museo al aire libre. Una ciudad con encanto y personalidad que, sin duda, merece al menos una visita. ¿Te gustaría conocer Berlín? Aquí diez lugares que no te debes perder en tu viaje la capital alemana.

1. Catedral de Berlín

La Catedral de Berlín (Berliner Dom) fue construida entre 1894 y 1905 y es el edificio religioso más representativo de Berlín. Ubicada a orillas del río Spree, destaca por su estilo neobarroco y por su imponente cúpula verdosa. Durante la Segunda Guerra Mundial la catedral quedó seriamente dañada por los bombardeos y no fue hasta 1975 cuando comenzaron los trabajos de reconstrucción. Actualmente es uno de los principales iconos de la capital alemana.

2. Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo (Bandeburgo Tor) es una antigua puerta de entrada a Berlín ubicada al final de la transitada avenida Unter den Liten y al comienzo del Tiergarten, el parque más extenso de la ciudad. Fue diseñada por el arquitecto Carl Gotthard Langhans y construida entre 1788 y 1791. Con 26 metros de alto y de estilo neoclásico, está coronada con una cuadriga en la que se muestra a la Diosa de la Victoria como representación del triunfo de la paz sobre las armas. En 1961, tras la construcción del Muro de Berlín y la división de la ciudad, la Puerta de Brandeburgo quedó en tierra de nadie y solo unos pocos afortunados tenían acceso al monumento.

berlin-brandeburgo

Puerta de Brandeburgo. Fotografía: Alejandro Méndez.

3. Muro de Berlín

La construcción y posterior derribo del Muro de Berlín es uno de los acontecimientos históricos más destacados del siglo XX. Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la capital alemana quedó dividida en cuatro sectores ocupados por estadounidenses, franceses, ingleses y soviéticos. Pronto los tres sectores occidentales se agruparon formando la República Federal Alemana (RFA) y el sector soviético pasó a denominarse República Democrática Alemana (RDA). Ante las dificultades económicas del sector oriental, más de tres millones de personas se trasladaron a la Berlín capitalista antes de 1961. Ese mismo año la RDA decidió construir un gran muro de hormigón para solventar la pérdida de población, dividiendo así el sector capitalista del comunista. Con el fin de evitar intentos de escape, se colocaron sistemas de alarma, torres de vigilancia y patrullas que circulaban las 24 horas del día.



En noviembre de 1989, 28 años después de su construcción, el Muro de Berlín cayó abriendo paso a una nueva Berlín unificada. La parte más extensa conservada se encuentra en la zona conocida como East Side Gallery, donde se puede recorrer 1,3 kilómetros de muro decorado con impresionantes pinturas que hacen mención a hechos históricos sobre la Guerra Fría.

muro-de-berlin

Muro de Berlín en East Side Gallery. Fotografía: Alejandro Méndez.

4. Parlamento (Reichstag)

El Reichtag es un edificio histórico en el que se ubica la sede del Parlamento Alemán (Bundestag). Fue diseñado por Paul Wallot y su construcción finalizó en 1894. De estilo neorrenacentista, destaca por la gran cúpula moderna que se levantó sobre el edificio en la década de los 90. Su espectacular diseño es obra del arquitecto británico Norman Foster. Actualmente es posible visitar tanto el Parlamento como la cúpula de cristal que, además, ofrece unas magníficas vistas de la ciudad.

5. Monumento al Holocausto

El Monumento al Holocausto (Holocaust-Mahnmal) fue construido entre 2003 y 2005 en recuerdo a los judíos asesinados en Europa durante el régimen nazi. Ubicado cerca de la Puerta de Brandeburgo, está constituido por 2711 bloques de hormigón levantados a diferentes alturas. En la parte inferior del monumento se sitúa un interesante centro de información en el que se repasa la política de exterminio que se llevó a cabo entre 1933 y 1945.

berlin-monumento-holocausto

Monumento al Holocausto. Fotografía: Alejandro Méndez.

6. Isla de los Museos

La Isla de los Museos (Museumsinsel), ubicada en el río Spree, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999 por su riqueza histórica. En total, está conformada por cinco extensos museos que recogen obras arqueológicas y de arte: Museo de Pérgamo, Museo Antiguo, Museo Nuevo de Berlín, Antigua Galería Nacional de Berlín y Museo Bode. Entre ellos, el Museo de Pérgamo es el más espectacular por su amplia colección de antiguedades. En el interior alberga enormes y valiosas construcciones que lo convierten en una visita imprescindible (además de ser el museo más visitado de Berlín).


7. Alexanderplatz

Alexanderplatz es uno de los principales centros de ocio de la capital alemana. En ella se encuentra el Reloj Mundial, que señala las horas de todas las ciudades del mundo, y cerca de Alexanderplatz se ubica la Torre de la Televisión, construida en 1969 por la República Democrática Alemana (RDA) como una demostración del poder de su gobierno. Actualmente la Torre de la Televisión es uno de los edificios más altos de Europa con 368 metros. En las proximidades de Alexanderplatz también se encuentran la Iglesia de Santa María (Marienkirche), la Fuente de Neptuno (Neptunbrunnen) y el Ayuntamiento de Berlín (Rathaus).

berlin-torre-television

Torre de la Televisión e Iglesia de Santa María. Fotografía: Alejandro Méndez.

8. Barrio de San Nicolás

El Barrio de San Nicolás (Nikolaiviertel) es la zona residencial más antigua de Berlín y destaca por sus estrechas calles y pintorescas casas. Además de su encanto arquitectónico, el Barrio de San Nicolás es una de las mejores opciones gastronómicas de la ciudad alemana, ya que ofrece multitud de restaurantes, tabernas y cafeterías. Está situado cerca de la Catedral de Berlín.

9. Gendarmenmarkt

La plaza Gendarmenmarkt fue construida en el siglo XII y está considerada como uno de los lugares más bonitos de Berlín. A ambos lados de la plaza se sitúan dos iglesias barrocas gemelas del siglo XVIII, la Catedral Francesa y la Catedral Alemana, y en el centro, la sala de conciertos Konzerthaus.

berlin-gendarmenmarkt

Plaza Gendarmenmarkt. Fotografía: Alejandro Méndez.

10. Checkpoint Charlie

El Checkpoint Charlie fue el paso fronterizo más famoso del Muro de Berlín utilizado entre 1945 y 1990. Ubicado en la calle comercial Friedrichstraße, conectaba el Berlín occidental con el Berlín oriental. La denominación ‘Charlie’ procede del alfabeto fonético de la OTAN. Actualmente el Checkpoint Charlie es una de las principales atracciones turísticas de Berlín por su sentido histórico. Además, desde el año 2001 cuenta con una réplica del cartel que anteriormente advertía a los ciudadanos: “Está abandonando el sector americano”. Al lado del paso fronterizo se encuentra el Museo del Muro del Checkpoint Charlie en el que se recoge información de interés sobre la Guerra Fría.

Otros lugares de interés en Berlín

Sintetizar Berlín en diez lugares imprescindibles no es una labor sencilla. La capital alemana cuenta con otros puntos de interés como la Topografía del Terror, los patios de Hackesche Höfe, el Sony Center de Berlín, la Columna de la Victoria, la Nueva Sinagoga, el Palacio de Charlottenburg, el Palacio de Bellevue, la Iglesia Memorial del káiser Guillermo I, la Cancillería Federal, el edificio de la Nueva Guardia y un sinfín de museos y galerías de arte. En definitiva, numerosos atractivos que combinados con el estilo de vida de la ciudad hacen que Berlín sea una opción ideal a la hora de planear una escapada.

*También te puede interesar: “Berlín: una ciudad fea”

Sobre El Autor

Periodista. Fundador de Culturavia.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.