Google trabaja continuamente para aumentar la calidad de sus productos y mejorar la experiencia del usuario. Un ejemplo de ello es el Traductor de Google, que desde que fue lanzado en 2006 ha experimentado un crecimiento imparable gracias al perfeccionamiento de su algoritmo de traducción. En la actualidad es utilizado por más de 200 millones de usuarios al día, lo que lo convierte en el traductor online más popular en Internet.

Para continuar con este éxito Google está investigando en tecnología deep learning (aprendizaje profundo), con la que a través del procesamiento de datos consigue entender la información y el contexto en el que se utiliza. Este proceso se lleva a cabo mediante la utilización de algoritmos especializados en machine learning (aprendizaje automático), una rama de la inteligencia artifical que posibilita a las maquinas ‘aprender’ por sí solas y desarrollar avanzadas técnicas con el fin de dar solución a determinados problemas.

Por tanto, el deep learning mejora notablemente la calidad de productos o servicios concretos vinculados a la tecnología. Su integración permite dar una respuesta más personalizada a las peticiones de los usuarios. Y esto es precisamente lo que busca el Traductor de Google, que sus traducciones sean más exactas, cometan un número menor de errores y se aproximen a la realidad del lenguaje.

En los últimos años el Traductor de Google ha conseguido incrementar la calidad de su sistema de traducción gracias no solo a la integración de progresos tecnológicos, sino también a la colaboración de los usuarios. A través de la comunidad del Traductor de Google cualquier persona puede corregir la traducción de determinadas frases o ayudar en el desarrollo y la implantación de nuevos lenguajes. Actualmente es posible traducir en 103 idiomas, una cifra que probablemente aumentará en los próximos meses (continúa leyendo para ver vídeo).



Sobre El Autor

Periodista. Fundador de Culturavia.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.