Frank Owen Gehry es uno de los arquitectos en activo más importantes e influyentes del mundo, reconocido por las peculiares e innovadoras formas de sus edificios. Su particular estilo arquitectónico lo ha llevado a conseguir diversos reconocimientos de prestigio como el Premio Pritzker en 1989, la medalla de oro del American Institute of Architects en 1999 o el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en el 2014.

Nacido en Canadá en 1929, Frank Gehry creció desde pequeño en un entorno creativo, realizando ciudades de alambre, madera y otros materiales que encontraba en la ferretería de su abuelo. En 1947 dejó su ciudad natal, Toronto, para trasladarse a Los Ángeles con su familia. Dos años más tarde, en 1949, comenzó su formación académica en el Colegio de Arquitectura de la Universidad de California del Sur. Tras graduarse en 1954, Frank Gehry tuvo su primer contacto laboral trabajando en estudios como el de Victor Gruen Associates. Meses después decidió proseguir su formación y fue admitido en la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard donde cursó Urbanismo.

En 1961, ya casado y con dos hijas, Frank Gehry se trasladó a París para ejercer como arquitecto en el estudio de André Rémonder. Durante su estancia en la capital francesa analizó el estilo de célebres arquitectos como Le Corbusier, que influirían posteriormente en el carácter de sus obras. En 1962 regresa a California y funda su propio estudio de arquitectura. Desde entonces, Frank Gehry ha ido desarrollando una arquitectura personal en la que experimenta con los materiales, las formas geométricas y los volúmenes.

museo-guggenheim

Museo Guggenheim de Bilbao. Fotografía: https://www.flickr.com/photos/seko2323/

Uno de los principales objetivos de Frank Gehry es que sus obras sean concebidas como una de obra de arte y generen un resultado similar al de la escultura. Para ello, presta especial atención a la integración de la arquitectura en el entorno. Antes de diseñar sus edificios estudia pormenorizadamente el espacio en el que se van a ubicar sus obras.

Entre sus trabajos más destacados se encuentra el Museo Guggenheim de Bilbao, uno de los edificios más representativos del deconstructivismo. Fue inaugurado en 1997 y para su construcción empleó cinc y titanio, metales con los que logró mantener la estructura curva del edificio. Actualmente el Museo Guggenheim es un indudable símbolo de Bilbao y acoge anualmente a una media superior al millón de visitantes.

El deconstructivismo es un movimiento arquitectónico que nació a finales de los 80 y que se caracteriza por seguir un diseño no lineal, distorsionando la estructura de los edificios para transmitir una sensación visual de desorden controlado

Otras de las obras más populares de Frank Gehry son el Museo de Arte Weisman en Minnesota (1993), la Casa Danzante en Praga (1996), la Sala de Conciertos Walt Disney en Los Ángeles (2003), la Fundación Louis Vuitton en París (2006) o el Museo de la Biodiversidad en Panamá (2014), entre otras. Todos los trabajos de Fran Gehry son un ejemplo de su sólida carrera profesional, desarrollada durante seis décadas repletas de proyectos que le han permitido consolidar su marca a nivel internacional.


Sobre El Autor

Periodista. Fundador de Culturavia.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.