Italia, Austria, Argentina, Francia o China son algunos de los países que cuentan con los teatros o salas de ópera más destacados a nivel internacional, tanto por su riqueza arquitectónica como por su excepcional acústica. Así pues, el Teatro de La Scala, en Milán, el Teatro Colón, en Buenos Aires, la Casa de la Ópera de Sídney, la Ópera Nacional de París o el Teatro de San Carlos, en Napolés, se encuentran en esta clasificación. ¿Has tenido la oportunidad de estar en alguno de ellos?


Teatro de La Scala, Milán, Italia

El Teatro de La Scala está considerado como uno de los auditorios más importantes del mundo, ligado estrechamente con la ópera. Fue inaugurado en 1778 y posee cuatro niveles con palcos separados. Destaca, además, por su canal cóncavo que permite una acústica excelente. Giuseppe Piermarini, arquitecto neoclásico, fue el encargado de diseñar el edificio. En el Teatro de La Scala se presentaron algunas de las óperas más populares, especialmente obras del compositor romántico italiano Giuseppe Verdi.

Casa de la Ópera de Sídney, Australia

La Casa de la Ópera de Sídney es uno de los principales iconos de Australia y goza de reconocimiento internacional. Los inicios de esta gran obra arquitectónica se remontan a 1956, año en el que se anuncia un concurso para buscar el mejor diseño para la realización de un teatro nacional. El prototipo presentado por el arquitecto Jorn Utzon resultó ser el ganador y el coste total de su construcción fue de 100 millones de dólares, quedando finalmente inaugurado en 1973. El resultado es una arquitectura distintiva e innovadora que se ha convertido una atracción visual de interés global. En su interior se realizan obras de teatro, ballet, ópera y musicales.

Ópera Estatal de Viena, Austria

La Ópera Estatal de Viena es un edificio de estilo neorrenacentista construido entre 1861 y 1869. Fue diseñado por los arquitectos Eduard van der Nüll y August Sicard von Sicardsburg. Para la decoración interior participaron pintores de renombre, destacando Moritz von Schwind, quien realizó los populares frescos del vestíbulo. El teatro fue inaugurado con la ópera de Mozart ‘Don Giovanni’ en mayo de 1969. Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió importantes desperfectos por lo que tuvo que ser posteriormente reconstruido. Se reabrió en 1955 y actualmente cuenta con un aforo de 2284 personas.

Casa de la Ópera Guangzhou, Guangzhou, China

La Casa de la Ópera Guangzhou posee un aforo de 1800 personas y tiene acceso directo al río Pearl y sus muelles. Destaca por su perfecta armonía con el río y por estar rodeada de importantes edificios culturales. Su principal objetivo es crear una interacción directa entre arquitectura y naturaleza. La construcción de la Ópera Guangzhou llevó más de cinco años y está compuesto de granito y marcos de acero revestidos de vidrio. Además, dispone de una de las acústicas más avanzadas en términos tecnológicos. Para su diseño, se llevó a cabo un concurso internacional en el que finalmente fue escogido el proyecto presentado por la arquitecta Zaha Hadid.

 


Teatro Colón, Buenos Aires, Argentina

 El Teatro Colón tiene un aforo de 2487 personas, fue inaugurado en mayo de 1907 y actúa principalmente como teatro de ópera. Los arquitectos encargados de su diseño fueron Francesco Tamburini y Vittorio Meano. A finales del año 2006 el teatro se sometió a un proceso de restauración y mantenimiento. Asimismo, cuenta con una de las mejores acústicas del mundo.

Ópera Semper, Dresden, Alemania

La Ópera Semper fue configurada por el arquitecto Gottfried Semper en 1841 y está ubicada en las cercanías del río Elba. En 1869 tuvo que ser reconstruida tras las consecuencias de un incendio y, posteriormente, con la Segunda Guerra Mundial, volvió a sufrir desperfectos debido a los constantes bombardeos. De esta forma, fue reconstruida por segunda vez 40 años después, exactamente en 1985. En la Ópera de Semper se estrenaron algunas de las más destacadas obras alemanas, la mayoría de ellas del compositor y director de orquesta Richard Strauss.

Opera Nacional de París, Francia

La Ópera Nacional de París es una de las instituciones musicales más antiguas de Europa, sucesora de la Academia Real de Música fundada por Luis XIV en 1669 en la capital francesa. La Ópera Nacional de París, originalmente alojada en el Palacio Real, ha tenido varias sedes y actualmente ocupa dos edificios: el Palacio de la Ópera y el Palacio de la Ópera de la Bastilla. El edificio es conocido también como Palais Garnier, en homenaje al arquitecto que lo diseñó, Charles Garnier. Tiene una capacidad de 1979 personas.

Gran Teatro Nacional de China, Pekín, China

El Gran Teatro Nacional de China, conocido popularmente como ‘El huevo’, abrió sus puertas en 2006, por lo que es relativamente nuevo. El arquitecto francés Paul Andreu fue el encargado de diseñar su moderna arquitectura. Tras finalizar su construcción, el edificio generó bastante polémica ya que numerosos ciudadanos se quejaron de que rompía la estética de los alrededores de Pekín, ciudad conocida por una arquitectura tradicional y no modernista. Tiene un aforo de 6.500 personas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.